Piso Juridico

Artículo 128 del C. S. T. subrogado por el artículo 15 de la ley 50 de 1990 PAGOS QUE NO CONSTITUYEN SALARIO.
“No constituyen salario las sumas que ocasionalmente y por mera liberalidad recibe el trabajador del empleador, como primas, bonificaciones o gratificaciones ocasionales y lo que recibe en dinero o en especie no para su beneficio, ni para enriquecer su patrimonio, sino para desempeñar a cabalidad sus funciones, como gastos de representación, medios de transporte, elementos de trabajo y otros semejantes.
Tampoco las prestaciones sociales de que tratan los títulos VIII Y XI, ni los beneficios o auxilios habituales u ocasionales acordados convencional o contractualmente u otorgados en forma extralegal por el empleador, cuando las partes hayan dispuesto expresamente que no constituyen salario en dinero o en especie, tales como alimentación, habitación o vestuario, las primas extralegales de vacaciones, de servicios o de navidad.”

La ley 50 de 1990 en su artículo 15, permitió que tanto Empleadores como Trabajadores pudiesen acordar beneficios no constitutivos de salario, como la alimentación, medios de transporte, vestuario, entre otros.
De igual forma estos pagos no constituyen base para liquidar aportes parafiscales ni contribuciones a la seguridad social por efecto de lo dispuesto en el artículo 17 de la ley 344 de 1996.

La ley 50 de 1990 en su artículo 15, permitió que tanto Empleadores como Trabajadores pudiesen acordar beneficios no constitutivos de salario, como la alimentación, medios de transporte, vestuario, entre otros.
De igual forma estos pagos no constituyen base para liquidar aportes parafiscales ni contribuciones a la seguridad social por efecto de lo dispuesto en el artículo 17 de la ley 344 de 1996.
“Los pagos que efectúen los patronos a favor de terceras personas, por concepto de alimentación del trabajador o su familia, o por concepto del suministro de alimentación para estos en restaurantes propios o de terceros, al igual que los pagos por concepto de la compra de vales o tiquetes para la adquisición de alimentos del trabajador o su familia, son deducibles para el empleador y no constituyen ingreso para el trabajador, sino para el tercero que suministra los alimentos o presta el servicio de restaurante, sometido a la retención en la fuente que el corresponda en cabeza de estos últimos, siempre que el salario del trabajador beneficiario no exceda de quince (15) SMMLV, lo anterior sin menoscabo de lo dispuesto en materia salarial por el Código Sustantivo del Trabajo.<br/<
Cuando los pagos en el mes en beneficio del trabajador o su familia, de que trata el inciso anterior, excedan la suma de dos salarios mínimos mensuales vigentes, el exceso constituye ingreso tributario del trabajador, sometido a retención en la fuente por ingresos laborales. Lo dispuesto en este inciso no aplica para los gastos de representación de las empresas, los cuales son deducibles para éstas. Para los efectos previstos en este artículo, se entiende por familia del trabajador, el cónyuge o compañero (a) permanente, los hijos y los padres del trabajador”.

Art. 129. – Subrogado. L.50/90, art. 16. Salario en especie.

El salario en especie debe valorarse expresamente en todo contrato de trabajo. A falta de estipulación o acuerdo sobre su valor real se estimara pericialmente sin que pueda llegar a constituir y formar más del (50%) de la totalidad del salario.
No obstante cuando un trabajador devengue el salario mínimo legal, el valor por concepto de salario en especie no podrá exceder del (30%)

Beneficios interPASS

 Quiere atraer, motivar y retener a sus colaboradores, ofrézcales bonos de compra, vales, tiquetes, cheques de servicios interPASS 

Establecimientos

 Toda una red de establecimientos comerciales para usted.